Volver a la lista

Interesado en nuestros servicios?

Contáctenos
#TheComdataBackstage Italy

A medida que el mundo se cierra y sus calles se vuelven desiertas, el elemento vital de su economía continúa fluyendo, no solo en los edificios de oficinas, sino también dentro de las casas particulares de determinadas personas y a través de los capilares de la red mundial. Con los sanitarios salvando vidas en primera línea del frente, la batalla contra el coronavirus también está siendo llevada a cabo por personas en segunda línea, de modo que cuando esta pandemia pase, la vida y los medios por los cuales se vive puedan reanudarse.

"Realmente salió lo mejor de la gente..."

Con la rápida propagación del virus en Europa, Daniele, director de recursos humanos en Italia, ayudó a supervisar un esfuerzo masivo para que el personal pudiera trabajar desde casa. Se puso en marcha una operación compleja de tres semanas cuando el coronavirus atacó.

Preparation Italy

"He visto una movilización fantástica de nuestra gente durante una situación excepcional y sin precedentes cuando tuvimos que salir de nuestros procesos normales de emergencia", dice Daniele, gerente de recursos humanos en Italia.

En Italia, como en todas partes del mundo, los asesores de Comdata se han alineado en sus oficinas en colas ordenadas, manteniendo una distancia adecuada, para recoger el equipo que permitiría a una parte sustancial de ellos mantener toda la operación funcionando desde casa.

Todos salieron de la oficina cargados con todo el equipo, el ordenador de la empresa, el monitor, el ratón, el teclado... Verlos respetar las distancias de seguridad fue asombroso y simbólico de cómo todos querían cooperar y superar los problemas."

 

Computers Italy

Cuando un empleado dio positivo por COVID-19, la noticia de un posible brote aparecieron en las páginas web de dos periódicos locales en cuestión de minutos, avivando las llamas de la preocupación de la comunidad. “La noticia se extendió por toda la ciudad a la velocidad de la luz. Tuvimos que evacuar, así que abandonamos rápidamente el sitio. Salimos de manera ordenada y precisa, departamento por departamento, sin miedo o, al menos, cualquiera que tuviera miedo no lo demostró."

Siguieron cuatro casos más en rápida sucesión, pero ya estaba en marcha una operación para permitir que al menos la mitad de los empleados pudieran trabajar desde casa. “Permitir a nuestra gente, asesores, personal o dirección operar a distancia requirió mucho tiempo y un esfuerzo extraordinario. La gente trabajaba 12 horas o más cada día para preparar las redes, porque tenemos muchos clientes. Realmente sacó lo mejor de nuestra gente, nadie se preocupó ni se quejó, simplemente siguieron adelante como equipo campeón mundial."

Ahora nos estamos concentrando en la calidad entregada y en la eficiencia porque nuestros clientes confían en nosotros. En muchos casos, han sido pacientes, pero ahora debemos alcanzar los niveles de servicio y capacidad que teníamos antes. Nuestra gente quiere hacer un buen trabajo y somos optimistas de que podemos realizarlo con excelentes resultados ". 

La mayoría de nuestra gente dice que están contentos de teletrabajar. Como Gerente de Recursos Humanos, Daniele observa de cerca el bienestar emocional de todos los que trabajan en los centros y en casa.

La gente ha tenido que adaptarse de muchas maneras. Algunos tienen hijos en casa pero continúan trabajando con empatía por los clientes de nuestros clientes. Todos están movilizados y orgullosos de contribuir a mantener el vínculo social en nuestro país ”.

#Real people, real stories